¿Que pasaría si un militar en actividad gana la lotería?

Ganar la lotería es una oportunidad muy esporádica que muy pocas personas llegan a encontrar. Si  un militar en actividad gana la lotería mientras está en  el ejército, hay precisamente tres cosas que lo obligarán a tomar decisiones que influirán en su servicio militar, sus obligaciones financieras y fiscales.

En primer lugar, será dado de baja honorablemente según su nivel de servicio y, afortunadamente, si cumple con los requisitos, puede jubilarse rápidamente. También puede colocar el dinero en un fideicomiso ciego al que accederá cuando haya terminado con su servicio.

Es muy recomendable contratar a expertos financieros que le ayudarán significativamente en sus decisiones. Además, debe asegurarse de conocer las leyes fiscales que se espera que siga según el estado en el que se encuentre actualmente.

1) Asegurando la lotería

Hay casos conocidos de ganadores de lotería que ganaron mientras servían en el ejército. Sin embargo, dejar el ejército no es seguro, especialmente si estás en la posición más alta. Se le disuadirá de ir de inmediato y, en su lugar, se le pedirá que complete su servicio y, en consecuencia, su solicitud se resolverá a nivel de secretaria.

Es muy probable que sea aprobado, ya que es evidente que una persona que constantemente tiene dinero en mente no se concentrará por completo en su trabajo. Algunos optan por quedarse en el ejercito después de ganar la lotería y, en cambio, colocan esos fondos como excelentes beneficios de jubilación; por lo tanto, todo depende de lo que quieras y de tu posición.

2) Obligaciones estatales y tributarias

Es imperativo asegurarse de que está estacionado en un estado que participa en la lotería. En particular, algunas familias se mudan con frecuencia debido a que se ubican en diferentes estados, lo que hace que participar en la lotería sea un gran desafío.

Además, dado que cada estado tiene reglas diferentes con respecto a la lotería, puede resultarle muy fácil confundir las reglas. Esto significa que puede llevarse a casa más de uno que ganó en un estado que exige el impuesto sobre la renta personal.