La mujer le quito el premio y se fue

En Tailandia, un hombre ganó la lotería $ 230 mil, pero su esposa, con quien vivió durante 26 años, tomó sus ganancias y se fue con una dirección desconocida, la mujer le quito el premio y se fue. Dejandolo a la deriva sin saber nada de su paradero, practicamente a la deriva.

Contents

1) La mujer le quito el premio y se fue

El 1 de noviembre, Manit, de 49 años, ganó su premio y transfirió el dinero a la cuenta bancaria de su esposa Angkanarat, de 45. En lugar de celebrar juntos, como había anticipado Manit, su esposa se fue. Luego acudió a la policía, pero le explicaron que no podían ayudarlo porque la cuenta bancaria era de su esposa.

Más tarde se supo que la pareja ni siquiera estaba oficialmente casada. A pesar de esto, tienen tres hijos. El propio Manit aseguró que no sabía que su mujer salía con nadie. Sin embargo, uno de los hijos de la pareja reveló que estaba al tanto de la aventura de su madre.

2) La mujer volvio pero tenia una denuncia  muy grave en su contra

El 20 de noviembre, Angkanarat regresó a casa cuando se enteró de que su esposo había presentado un informe policial en su contra. Se justificó diciendo que estaba cansada de que su marido y su hijo se quejaran, y que nunca había tenido un amante. Al mismo tiempo, según la mujer, decidió hacerse monja y supuestamente donó parte de su dinero a obras de caridad.

3) El peor arreglo de la historia de las separaciones

La mujer nunca se convirtió en monja y le ofreció un trato a su esposo; dividirían las ganancias restantes en tres partes si Manit dejaba a la familia pronto. El hombre finalmente accedió y se mudó a Bangkok, recibiendo alrededor de $45,000. De esta manera el hombre se fue de la casa con un tercio de lo que habia ganado, dejando en claro que el dinero no es la felicidad, sino poder ser libre.