Ganó 30 millones de dolares y no le contó a su familia

Un hombre en el sur de China mantiene en secreto el  premio  que ganó, es el premio mayor de lotería de 219 millones de yuanes  ($ 30 millones de dolares ) de su esposa e hijo, y dice que le preocupa que las ganancias los vuelvan perezosos.

Contents

1) Ganó 30 millones de dolares y no le contó a su familia

El hombre identificado solo como el Sr. Li fue solo a la oficina de lotería en Nanning, en la región sur de Guangxi, para reclamar su premio, informó Nanning Evening News. Llevaba un traje amarillo brillante que cubría su cabeza en fotos que lo mostraban aceptando el premio. “No le dije a mi esposa e hijo por temor a que fueran demasiado complacientes y no trabajaran o trabajaran duro en el futuro”, dijo el hombre al periódico la semana pasada.

2) No solo ganó, sino tambien que dono para hacer caridad

Donó 5 millones de yuanes a la caridad y dijo que no había decidido qué hacer con el resto. Recaudo unos 171,6 millones de yuanes después de impuestos. El hombre compró el boleto ganador en una tienda en Litang, una ciudad de unos 120.000 habitantes al este de la capital regional de Nanning, dijo Nanning Evening News. Al día siguiente de darse cuenta de que ganó, condujo hasta la ciudad más grande para presentar el billete en la sede de la lotería.

3) Ante la noticia se tuvo que exiliar para poder mantener el secreto

“Solo dormía en un hotel porque tenía miedo de salir y perder el billete de lotería”, dijo.

El gobierno central de China organiza loterías para recaudar dinero para el bienestar y los deportes. Los jugadores en Guangxi eligen seis números en bolas rojas y uno en una bola azul. El hombre dijo que sus números ganadores eran los que había estado jugando durante años: 2, 15, 19, 26, 27, 29 y 2.

La suerte es lo que sucede más allá del control de una persona. En este caso el punto de vista incorpora fenómenos que son acontecimientos accidentales, por ejemplo ganar la loteria , pero en los que no hay incertidumbre alguna o esta es irrelevante. En el caso de este señor se puede decir que la tuvo y mucha, mas que mucha muchisima.